Registro de patentes y marcas
Slider

Web & e-commerce

¿Qué empresa no tiene una página web hoy en día? Seguro que tú tienes una. ¿Y vendes productos u ofreces servicios a través de tu plataforma de comercio electrónico? ¿Has implementado una pasarela de pago? ¿Contestas dudas de tus potenciales clientes a través de un formulario de contacto? ¿Has instalado Google Analytics para estudiar estadísticas de tráfico? ¿Tienes links a redes sociales?

Todas estas cuestiones tienen su correspondiente reflejo en la normativa aplicable. La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, la Ley Órgánica de Protección de Datos y su reglamento de desarrollo, la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, o la Ley sobre Condiciones Generales de Contratación prevén una serie de medidas que el titular de una página web debe observar.

La falta de cumplimiento de estas medidas puede devenir en sanciones económicas por parte de la Administración competente nada desdeñables (de tres o cuatro ceros), que pueden suponer un bache en el crecimiento y desarrollo de un nuevo proyecto de emprendimiento, o simplemente una experiencia nada agradable.

Afortunadamente, este bache es bien salvable, acudiendo al asesoramiento de un despacho de abogados con el conocimiento y pericia suficientes para adecuar tu página web o tu plataforma de comercio electrónico a la legalidad vigente. En Bamboo somos abogados especialistas en comercio electrónico y en adecuación de páginas web.

Como se suele decir, más vale prevenir que curar.

Servicios que ofrecemos:

  • Adecuación web: análisis y auditoría completa de página web, a la luz de la legalidad vigente.
  • Redacción de aviso legal.
  • Redacción de términos y condiciones de uso.
  • Redacción de política de privacidad.
  • Redacción de política de cookies y pop-up.
  • Condiciones generales de compra y análisis integral del proceso de compra, efectuando siempre una compra piloto.
  • Asesoramiento en materia de comunicaciones comerciales electrónicas (newslettering, e-mail marketing, etc.).
  • Informe web personalizado, explicativo de cada uno de los textos, de las irregularidades detectadas y de las soluciones para subsanarlas (¡evitando el lenguaje “abogadés”!).
  • Servicio de monitorización periódica (mensual, trimestral o anual), a fin de mantener los textos actualizados a los cambios normativos y a las modificaciones efectuadas en la página.